Saltar al contenido
OK SALUD – Mejor información. Mejor salud.
Tos

Qué hacer para parar la tos

La mayoría de las molestias en el aparato respiratorio suelen manifestarse por medio de la tos continua y picor de garganta, pues esto se trata de una reacción más que de una enfermedad. La tos representa una respuesta del organismo a cualquier ente externo que esté obstaculizando el normal funcionamiento de las vías.

El cuerpo debe expulsar lo que le esté haciendo daño y es allí donde se manifiesta la tos. Algunas de las causas más frecuentes tienen que ver con los cambios de temperatura, alergia, gripe mal curada y hasta el hecho de fumar constantemente. Es por eso que es normal que personas adictas al tabaco generalmente sufren de tos crónica.

Identificar la causa

Bien así, es importante identificar la causa que genera la tos, pues es lo que se debe atacar para que esta desaparezca por completo y sin contratiempos. Y una buena alternativa es representada por los remedios naturales que no causan efectos secundarios, son económicos y fáciles de preparar.

Los remedios naturales que se utilizan para la tos común son generalmente a base de miel, tomillo y jengibre. Estos preparados en tés calientes que lubrican la garganta y alivian la irritación provocada por la constante expulsión brusca de aire.

La cebolla para la tos

En del mismo orden de ideas, la cebolla para la tos es inmensamente beneficiosa para combatir los gérmenes que pueden producir problemas con el sistema respiratorio. Se puede ingerir en té, hirviendo un poco de agua con el vegetal, añadiéndole una cucharadita de miel y dejándola reposar hasta que tome una temperatura ideal para beber.

Por otro lado las frutas ricas en vitamina C contienen beneficios importantes para potenciar al sistema inmunológico contra entes externos que generan las enfermedades. Algunas de ellas son el limón,  la naranja, la fresa y la mandarina. También, el zumo puede ser mezclado con hierbas como el berro y la menta.

Además se puede utilizar el vapor de agua caliente para respirarlo, pues esto ayuda a que las vías respiratorias sean descongestionadas. Para que esté procedimiento sea más efectivo es recomendable añadirle una cucharada de sal granulada al agua y poco de tomillo para la tos, menta o eucalipto.

Beneficios y efectos secundarios

Sin embargo, no todos los remedios naturales para la tos son completamente beneficiosos, pues algunos también conllevan a efectos secundarios indeseables para cualquier paciente.

Ejemplo de ello es el caldo de pollo, que es una vía para sobrellevar cualquier enfermedad primaria como la fiebre y la gripe, desde tiempos inmemoriales. De hecho existen trabajos de investigación que concluyen en sus beneficios por la sal que lo compone y la hidratación que proporciona al organismo. Esto es capaz de ayudar a combatir cualquier virus y si el consomé también está hecho con vegetales como la zanahoria, también puede eliminar algunas células virales y prevenir la aparición de otras.

Por otro lado, existen personas que pueden ser alérgicas a la sal y por consecuente son intolerantes al caldo pues contiene bastante de este ingrediente. Y a pesar de que existen referencias de sus beneficios palpables, todos tienen que ver con teorías no comprobadas aún.

Cítricos para la tos

La vitamina C para la tos es otra de las alternativas, ya mencionada, para combatir los virus que provocan la tos continua y picor de garganta. Esta tiene pocos efectos secundarios y es muy difícil escuchar que alguien haya podido ser expuesto a una sobredosis de ella. Los especialistas recomiendan su uso para combatir la tos y la gripe, sin embargo no suele ser utilizada como método de prevención.

Esta vitamina representa una opción bastante beneficiosa, que además puede ser utilizada en las propiedades principales de algunos medicamentos. Además si se toma durante la aplicación de otro tratamiento médico, no interviene en él.

Otra vía que puede ser utilizada para combatir las causas que conllevan a la tos es ingerir suplementos de zinc, en presentaciones de spray o tabletas. Este elemento ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, además de que algunos estudios han arrojado resultados que se traducen en que combate directamente el virus de la gripe.

Los alimentos que contienen zinc también pueden ser ingeridos durante la tos, estos son principalmente la carne de res, los frijoles, la avena y las ostras. Esto como una alternativa si no se confía por completo en las presentaciones que son expedidas en farmacias y droguerías.

Gingseng para la tos

El gingseng es un elemento que se puede utilizar para combatir las causas de la tos, pues sus propiedades ayudan a reducir la frecuencia, la intensidad y la duración de este problema.

Los beneficios de este elemento tienen que ver con los ginsenósidos, los polisacáridos y el componente activo llamado CVT-E002. Sin embargo, también puede causar alteraciones en la presión sanguínea, en los niveles de azúcar, además de dolores de cabeza, lo nervios y diarrea. Sin contar que algunos pacientes pueden ser alérgicas a su aplicación en el organismo.

Sin duda forma parte de los remedios caseros para la garganta más importantes.

Tos en el embarazo

Por otro lado, en las mujeres con síntomas de embarazo o encinta suelen presentarse problemas de tos, y esto significa una situación más complicada en cuanto a las molestias que se generan. Esto se puede tratar de una manera fácil, para evitar complicaciones, como ingerir elementos líquidos y naturales como el té de tomillo, zumos cítricos e inhalar vapor de agua con un poco de sal. La tos en mujeres embarazadas sucede habitualmente acompañada fe flema, es por eso se deben tomar productos que  alivien la garganta y hagan de las sustancias mucosas una consistencia más líquida para su fácil expulsión.

En estos casos, los alimentos naturales, las hierbas para la tos seca y todo lo que esté alejado a medicamentos son las vías que se deben utilizar. Pues a una mujer encinta no se le recomienda tratar la tos continua y sus causas como el resto de las personas, pues existen altas probabilidades de que afecte a la formación y desarrollo del bebé.

Si la tos persiste por más de una semana se debe acudir de inmediato al médico,  pues es allí donde se podrá determinar la verdadera causa de esta reacción. Además,  si la tos causa otros efectos más graves como dolor de cabeza, inflamación, flema con sangre o de tonos diferentes al normal, es necesario tener la opción de visitar a un especialista como la principal. Pues esto significa que existe una infección en el organismo, por ello no es extraño que también se presenten síntomas de fiebre.

Qué hacer para parar la tos
5 (100%) 1 vote[s]